Escucha córdoba 2014 en vivo

Radio Amistad FM 96.9, Córdoba, Argentina.

La historia del Congreso, un recorrido por el tiempo

Los congresos de Córdoba llevan más de dos décadas realizándose ininterrumpidamente. Te invitamos a que repases todos esos años desde que comenzó hasta la actualidad.

imgGal

El ministerio Cita con la Vida es quien ha realizado durante todo este tiempo las diferentes ediciones del congreso Córdoba. Una visión que nació en el corazón de Dios, y que bajo la dirección de los pastores Carlos y Sergio Belart, fue y es desarrollada por toda la iglesia, dejando una huella en la ciudad, el país y el mundo; bendiciendo año tras año a miles de personas. Con sacrificio, esfuerzo, pasión y acuerdo se puso en marcha una labor para impactar esta generación. Veintiún años de historia que marcaron y transformaron miles vidas a través del poder de Dios.

Todo comenzó en el año 1994, el primer congreso que llevó por lema: “Capacitándonos para servir a Dios con excelencia”. Comenzaba el gran desafío.

Al año siguiente se repitió el trabajo, con entusiasmo la iglesia se preparó nuevamente. Esta vez “América Latina nuestra herencia” fue el nombre de Córdoba 1995, que apostaba bendición para un continente entero.

Llegaba el 1996 y todo seguía su rumbo. “Conquistando América Latina”, fue el lema que reunió a miles de personas en el estadio General Paz Junior de la ciudad de Córdoba. El congreso iba creciendo en convocatoria y en bendición.

Dios fue fiel y por ello se desarrolló Córdoba 1997 “Generación de conquistadores”, un llamado para jóvenes a levantarse a un tiempo nuevo.

Córdoba 1998 “Llenando la tierra de su gloria”, fue un reto que nuevamente reunió miles de vidas que fueron motivadas e inspiradas a llenar el mundo con el amor y la gloria de nuestro señor Jesucristo.

Así llegó “El gran desafío para fin de siglo” Córdoba 1999. A finales de un siglo se levantaba una generación dispuesta a luchar por ganar almas para el reino de Dios y para difundir el evangelio a todo el mundo.

El año 2000, Córdoba seguía haciendo historia. “Proclamando el nuevo milenio para Dios”, fue la palabra soltada para un nuevo milenio lleno de transformaciones.Cientos y cientos de vidas fueron encendidas por el fuego de Dios.

En el 2001, Argentina atravesaba por una fuerte crisis económica. Frente a los pronósticos adversos, el congreso se realizó por gracia y fidelidad del Señor. “Hoy es nuestro tiempo”, fue la proclama que activó ministerios y despertó jóvenes para actuar en favor de una generación.

“Jóvenes fuertes en tiempos difíciles” llevó por lema Córdoba 2002. Un desafío para valientes que se levantaban en todo el mundo a ser solución para otros y a enfrentar las adversidades de la vida.

Córdoba 2003, “La hora de los valientes ha llegado”. El compromiso era cada vez mayor. Se necesitaba valor para aceptar el llamado de Dios en medio de tiempos cambiantes y negativos. ¡La gloria de Dios se movió en miles de jóvenes!

El congreso dejaba otra huella, Córdoba 2004, “Jóvenes que generan cambios”, se llevó a cabo en el estadio Junior. Con mucho trabajo se realizó una nueva edición del congreso, donde los jóvenes fueron motivados a producir transformaciones en la sociedad y el mundo.

“Al rescate de esta generación” Córdoba 2005. El congreso cambió de lugar y se trasladó al mayor estadio de Córdoba, el Orfeo Superdomo. Una edición inolvidable que marcó miles de vidas de diferentes partes del mundo entero.

“Tiempo de héroes” Córdoba 2006. Ese fue el nombre con el que el congreso siguió adelante bendiciendo, y proclamando sobre una generación de héroes dispuestos a derribar todo lo malo que el sistema proponía.

Al año siguiente, “Un grito de guerra por esta generación” impulsaba en Córdoba 2007 a pelear por los que se perdían. A levantar una voz y marcar la diferencia en todos los ámbitos.

“Dejando huellas en esta generación”, nombre que convocó a miles de chicos y chicas de todo el continente y el mundo en Córdoba 2008. Una nueva generación se levantaba para bendecir y ser luz en medio de tanta oscuridad.

Llegaba Córdoba 2009 y era “Tiempo de héroes”, donde más que un lema, era una realidad. Se necesitaba verdaderos héroes, no como los de las películas, sino de la vida real. Jóvenes que marcaran la diferencia y fueran la salida para un mundo que se perdía en su propio pecado. ¡Dios nos sorprendió!

Era hora de ser protagonista y Córdoba 2010 lo fue. Miles de jóvenes dijeron “Ahora yo soy el protagonista”. Una palabra que desafió a tomar el rol como actores principales y a ponernos el papel que nos corresponde como hijos de Dios.

Córdoba 2011 “Revolución de santidad”, fue el nombre que desafió a una generación a trastornar este mundo con santidad. A ser diferentes al resto y demostrar que vivir con Cristo en el corazón es lo mejor.

“Vamos a hacer la diferencia” Córdoba 2012. Cada vez era más vital ser luz para esta generación. Las vidas que fueron parte de este congreso, fueron bendecidas e inspiradas a ser distintos y contagiar a que otros también lo sean para el reino de Dios.

Veinte años cumplió en 2013 el congreso, y en esta oportunidad llevó por denominación: “Soy luz para este tiempo”. Una palabra a reconocer la identidad que Dios nos dio y que debemos ejercer mientras estemos en esta tierra. ¡El señor fue fiel! La gloria de Dios se derramó en los cuatro días de semana santa en Córdoba. Miles de jóvenes fueron impactados por Su palabra.