Escucha córdoba 2014 en vivo

Radio Amistad FM 96.9, Córdoba, Argentina.

Marcos Witt y un concierto deslumbrante

En un estadio repleto, la noche del sábado se convirtió en una atmósfera de fiesta y adoración a Dios. Como sorpresa, Marcos invitó a Josué Del Cid, quien entonó algunas de sus canciones.

  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal
  • imgGal

El pastor, cantante y compositor, dio un concierto deslumbrante. Compartió un repertorio con sus temas más clásicos. “Gracias”, “Muévete”, “Tu fidelidad”, “Dios de pactos” y “Más el Dios de toda gracia”, fueron las canciones que interpretó, haciendo adorar a los miles presentes.


En su participación, el compositor, relató su testimonio. Algunos meses atrás sufrió un accidente que lo dejó paralítico, con débiles esperanzas de volver a caminar. Sumado a eso, sus cuerdas vocales sufrieron un daño por la operación que tuvieron que realizarle. No pudo utilizar su voz por al menos cuatro meses. En ese tiempo, Dios trató con él, y surgió la letra de una nueva canción que incluirá en su próximo álbum. Como fruto de esa experiencia, el Señor obró un milagro en su vida, y por Su gracia, Marcos, puede caminar, saltar y cantar.


El cantante, además, compartió una primicia. “Sigues siendo Dios”, canción de su último material discográfico que todavía no ha sido publicado y que se titula del mismo modo. 
Como sorpresa, el cantante invitó a subir al escenario a Josué Del Cid, un creciente cantante de los últimos años. Josué deleitó al público con “Es una fiesta”, “Cántico nuevo” y “Espíritu Santo”, temas de su producción musical.


Antes de despedirse, Marcos Witt, reflexionó y declaró una palabra sobre todos los jóvenes: “Eres luz”. Y animó a todos ser excelentes, porque nuestro  Dios es un dios excelente. “Excelencia significa ser íntegro. No podemos ser excelentes si hay áreas de nuestra vida en las que somos mediocres”, declaró haciendo referencia a este punto.

“Sobrenatural”, una de sus creaciones más cantadas, fue entonada por la gran multitud junto a Marcos. El concierto finalizó cuando el compositor y Josué Del Cid, cantaron a unísono frente a más de diez mil personas, “Somos el pueblo de Dios”. Así, de esta manera, terminó una celebración sin precedentes, un tiempo de alabanza al Señor de señores.

 

#YoAceptoElDesafío